Poesía viva en Madrid - mayteenbukowsky1 224x300 - Poesía viva en MadridMadrid, 23 de Noviembre de 2008.

Algo se mueve en los subterráneos de Madrid, algo que con rima o sin ella amenaza con contagiar de poesía a todo el que se acerque demasiado, algo que se aleja de las convocatorias oficiales y toma vida propia de la mano de unos cuantos enamorados del arte.

El Bukowski Club, en San Vicente Ferrer, 25 es un local pequeño en el que la cultura se alía con la cerveza para dar como resultado un ambiente poco usual. Los miércoles por la noche se organizan Jam Sessions de poesía, los domingos de relatos, sus paredes acogen exposiciones y se presentan libros, se ve cine, largo o corto… en fin, se vive cultura al margen de la subvención.

El pasado miércoles tuve oportunidad de participar en una de estas iniciativas de la que había leído en blogs y foros, benditos blogs que nos permiten conocer sin movernos de casa el pálpito del arte y sus musas.

Acudí al Bukowski Club tentada por un duelo poético convocado por Batania, el poeta “neorrabioso” que pensaba enfrentarse a Luis Oroz, poeta “miraquelindo”. Conocía a ambos a través de la red, de los foros, de los blogs y ambos me gustaban. Así que expresé mi intención de acudir y no solo fui bien recibida sino que, sin saber cómo, me encontré en la lista de los que esa noche recitarían

El local se fue llenando a medida que se aproximaba la hora de empezar a recitar, hasta el punto de que, cuando el primer poeta subió al atril, era prácticamente imposible cambiar de postura.

Se fueron sucediendo los autores, presentados por Carlos Salem propietario, camarero, poeta, novelista y maestro de ceremonias. Y hubo de todo, aunque debo decir que el nivel fue bastante alto. Por supuesto unos recitaban mejor que otros, pero para todos había silencio y aplausos. Respeto, esa es la palabra, respeto por la obra de los demás y entusiasmo por compartir la propia.

Mis compañeros de “reto”, Batania, Luis Oroz y Enol Sanyago estuvieron estupendos. Batania recita con una naturalidad, con una facilidad y una sinceridad que tocan, emocionan. Luis Oroz también emociona, sin estridencia, con suavidad e intensidad, sacando del fondo del alma esos versos que sobre el papel no son igual que en sus labios. Y Enol Sanyago… Enol me impactó profundamente: voz, interpretación, poema, todo unido en un momento en que olvidé respirar y pestañear. Dicen que yo gusté, escuché aplausos y mis compañeros me felicitaron.

La noche terminó tarde, muy tarde y yo me llevé a casa un puñado de buenos momentos, poemas, poetas de los que espero volver a disfrutar y la certeza de que la poesía vive sin necesidad de que las autoridades le den permiso. Mucho mejor así…

Enlaces: Bukowski apócrifo, Batania, Luis Oroz, Enol Sanyago, Mayte Sánchez Sempere


Otras noticias

Menu