Mari Carmen Moreno: La poesía debe  acallar ese grito que surge a través del cauce de la palabra poética. - mary 203x300 - Mari Carmen Moreno: La poesía debe  acallar ese grito que surge a través del cauce de la palabra poética.Mari Carmen Moreno es la autora del libro ESA MUÑECA A LA QUE LE DISTE CUERDA, licenciada en letras Hispanas y desde hace 10 años está dedicada a la enseñanza actividad que compagina con la crítica y la investigación literaria. Mari Carmen ha resumido en ESA MUÑECA A LA QUE LE DISTE CUERDA toda su obra poética.

P.- Empezaste a escribir poesía con 13 años. ¿Surgió como un impulso o como una necesidad?

R.- En un principio la poesía surgió como una necesidad, como un deseo de exteriorizar mis sentimientos más íntimos, de desnudar esa segunda piel que me oprimía. Después se convirtió en un impulso que surge ante cualquier motivación externa o intrínseca y que fluye, como un torrente, sin que pueda detenerse. El poeta –al menos, en mi caso- necesita la poesía, necesita ese  impulso que en realidad es como un alimento que nutre sus raíces. 

P.- Tu poemario es un poemario fácil de entender donde la poesía se erige como la imagen reflejada del poeta, encontramos también en ocasiones referencias a personajes mitológicos y de cuentos, influidos quizás por tu amor a la literatura. ¿Cómo ha influido esa pasión tuya por la literatura en tu poesía?

R.-  Es lógico que mi pasión por la literatura –y en especial por los cuentos y mitos- surja con naturalidad en mis poemas. Cuando leemos, nos metamorfoseamos en los personajes, los vivificamos ante nosotros,  están ahí. Los personajes de los cuentos y leyendas se transforman ante nuestros ojos, con cada nuevo hacedor que los revive, con cada nueva versión y –por supuesto- con cada nuevo lector.  Muchos poetas han sentido la misma fascinación que yo y han vehiculado su voz a través de esos seres míticos, como sucede –por ejemplo- con Tres deseos de Amalia Bautista. En mi caso soy una ferviente lectora de mitos y leyendas, creo que nos ayudan a entender nuestra naturaleza, nuestra grandeza y debilidades, y es lógico que surjan, incluso inconscientemente, en mi poesía.

P.- La poesía necesita cada vez más de la crítica literaria y has contribuido a ello por medio de internet en los blogs:

 http://elarlequindehielo.obolog.com
http://porelsenderodelacreatividad.obolog.com
 
http://lacajadepandora.obolog.com
¿Cómo surgió la idea de crear estos blog literarios y en qué diferencian unos de otros?

R.- En un principio sentí la necesidad de proporcionarles a alumnos y compañeros textos, apuntes de lengua y literatura y actividades que les sirvieran de punto de referencia para el trabajo cotidiano, así surgió El arlequín de hielo: resúmenes o ampliaciones de temas, textos para talleres literarios, bravísima la poesía de…; todo teniendo muy en cuenta la presentación, en aras de una mayor eficacia didáctica. Después, cuando el blog adquirió cierta credibilidad, empecé a introducir más apartados, como mis propios poemas o cuentos o las Páginas de Mery con los poemas de mi hija María,  reseñas de libros, etc.

Ante la fluidez y comentarios del blog, me animé a continuar y cree los otros dos blogs. El primero ( Por el sendero de la creatividad), para todos aquellos que necesitan un revulsivo a la hora de escribir y que ofrece textos, ideas, comentarios, que pueden servirnos de disparadores, herramientas que allana que nuestro camino. Por supuesto, que algunos de esos textos, van dedicados a mis alumnos, y pretenden despertar en ellos el gusanillo de la literatura, animarlos a la creatividad a través de las palabras y las herramientas básicas del escritor. El blog pretende además ser una plataforma de diálogo, un punto de intersección para todos aquellos que necesiten asesoramiento profesional en la creación de sus obras.

Finalmente, La caja de Pandora, es una vía de acceso a la reflexión sobre los problemas de nuestro entorno más inmediato,;aunque también aparezcan en él, reflexiones sobre el aliento de la poesía y la necesidad de que los adolescentes la conozcan y valoren en su justa medida, como sucede con el artículo “A los adolescentes, fútbol y poco más.

P.- Existe mucha discrepancia sobre si internet y las nuevas tecnologías están ayudando a que los jóvenes se acerquen a la literatura o si por el contrario nos encontramos ante una nueva generación que no hace uso de la lectura porque sólo les interesan los videojuegos y las redes sociales. ¿Cómo ves a esta nueva generación con los que trabajas en la enseñanza?

R.- Los adolescentes son siempre eso, adolescentes: chicos y chicas susceptibles, en algunos casos rebeldes y desarraigados.  Es necesario que los escuchemos y que en cierto modo nos reconozcamos en su piel, aunque sintamos rabia o nos desesperemos por el descrédito al que asiste el profesor. No es tarea fácil, de ahí la necesidad del estímulo, el entusiasmo y las ganas que les pongamos en nuestro proyecto didáctico. Por otra parte, Internet puede convertirse en una herramienta eficaz si sabemos reconducir su uso: páginas webs de antologías, novelas que pueden bajarse con un clic, consultas en los blogs del propio escritor, páginas interminables de poesía. Los profesores pueden interactuar con los alumnos, pueden colgar apuntes, fragmentos de obras, resúmenes, pueden instarles a crear su propio blog, como cauce de expresión de sus vivencias. Todo depende de cómo les guiemos, de que sepamos despertarles el gusanillo, de que les propongamos actividades y propuestas inteligentes, estimulantes.

P.- Cuando releo tu poemario encuentro una pasión muy fuerte en algunos de tus poemas, casi podría decirse que hay un grito unánime de tu alma ordenado con gran maestría en las palabras. ¿Es la poesía un sentimiento desbocado, un arte relacionado con las letras o la mezcla de las dos?

R.-  La poesía debe buscar las herramientas para lograr esa simbiosis, debe  acallar ese grito que surge a través del cauce de la palabra poética. A veces no es fácil, como reflejan muchos de mis primeros poemas, escritos sin apenas premeditación, torrencialmente.  Pero luego poco a poco el poeta debe madurar, lograr una voz propia, ejercitar la relectura, amoldar su voz a la palabra, al ritmo y solaparse detrás, desnudarse de su mundo interior y dejar que hable la poesía.

P.- Tantos años dedicada a la literatura, ¿podrías recomendarnos algún libro que consideres imprescindible tanto de narrativa como de poesía?

R.- Hay libros imprescindibles que todo profesor recomendaría, pero debemos tener en cuenta que la literatura es subjetiva y personal y que –poco a poco- es uno mismo el que va buscando el trayecto, el que decide qué leer y qué no leer. Para mí algunos libros son fundamentales por lo que han supuesto: Pedro Páramo, de Rulfo, por ejemplo.  Por supuesto que están los clásicos La Odisea, recopilaciones como Las mil y una noches, Tirant lo Blanc, El Quijote, etc.  

En cuanto a la poesía, siempre que puedo releo Trilce de César Vallejo o La voz a ti debida de Pedro Salinas. Claro que no son los únicos también están Sebastián en sueños y otros poemas  de Trakl, o los poemas de Alberto Caeiro o Ricardo Reis de Pessoa.  Por otra parte es necesario que estemos al tanto de las nuevas publicaciones y que enriquezcamos nuestra biblioteca y le abramos una y otra la puerta: Mi rostro no es para un marco, Srečko Kosovel o Los siete libros del mediterráneo de Fernando de Villena son algunos de los últimos libros de poesía que he leído. Por otra parte es necesario que les mostremos a los adolescentes libros apropiados, pero inteligentes; porque los alumnos responden si sabemos recomendarles libros estimulantes. Por ejemplo, Las lágrimas del asesino de Anne- Laure Bondoux es un libro extraordinario. Escrito con un lenguaje metafórico, ahonda en las relaciones entre un niño y el asesino de sus padres, que se ven obligados a entenderse en un mundo sordo, desprovisto de humanidad.


Otras noticias

Menu