Manuel Quiroga pManuel Quiroga Clérigo: "El amor se ha convertido siempre en un motor importante para la poesía” - Imagen25 221x300 - Manuel Quiroga Clérigo: “El amor se ha convertido siempre en un motor importante para la poesía”ublica con “Poesía eres tú” un poemario titulado “Páginas de un diario” que recoge poemas anotados en el transcurso de los últimos 40 años y que suponen un buen resumen de las experiencias de un poeta que ha recibido por este libro el premio del 2º Concurso de la Editorial Poesía eres tú que anteriormente ganó Salustiano Masó (Poeta de la generación del 50).

P.- Los primeros poemas de tu libro están escritos en 1970. Los últimos en este mismo año. ¿Cuándo y por qué decide que está acabado este libro y que ha llegado el momento de publicarlo?

R.-Bueno, yo creo que un libro nunca está acabado y más cuando se habla de recuerdos, afectos y viajes. Pero, si, en algún momento ha de decidirse poner un punto y aparte para acometer otras empresas. Este es el caso y lo importante es que el lector se vaya identificando con las  distintas etapas de, digamos, inspiración y viva con ellas a través de la lectura.

P.- ¿Qué tienen de antología y qué de libro global estos versos? ¿Cree que resumen bien su evolución como poeta en los últimos 40 años o el libro sólo refleja una parte de su mundo poético?

R.-La evolución de una obra nunca es lineal, tiene sus altibajos como la vida misma. No tienen mucho de antología estos versos, pues para esos habría que remitirse a los otros publicados en el mismo espacio de tiempo  en que estos fueron naciendo,. pero si de una parte de la existencia y de los condicionantes que se van creando en cada momento. Pueden reflejar parte de ese casi medio siglo aunque habría que compararlos o aumentar las impresiones con los otros versos que aparecen en otros libros. Y con los que siguen inéditos o desperdigados por diversas revistas de España o la América Hispana.

P.- ¿Cómo se enfrentan uno a los poemas que ha escrito hace 40 años? ¿Qué se siente? ¿Siguen pareciendo propios o se distancia uno de ellos?

R.-Siempre se siente nostalgia ante la obra anterior, las etapas de cierta juventud, o los recuerdos

de la infancia de los hijos, los viajes, los estudios. Todo eso va tejiendo una amplia red de sentimientos que a veces sabemos recuperar y otras se quedan para siempre en esos versos, como testimonio de lo vivido, como diría Pablo Neruda.

P.- El paso del tiempo y el amor son los dos grandes temas de este libro. El segundo, de hecho, va ganando mucha presencia a medida que avanzan las páginas. ¿Cree que en la poesía actual el amor sigue siendo uno de los grandes temas o ha quedado relegado a un segundo plano?

R.- Si, pese a otras opiniones que no quiero citar, el amor se ha convertido siempre en un motor importante para la poesía. Tanto desde la adolescencia como, a veces más, al llegar a la edad madura y ver cómo los años han pasado y como los que restan pueden incluir soledad, amargura, dolor y otras angustias. De todas formas en estos tiempos de crisis, o sea siempre, la poesía a veces es un bálsamo para determinadas carencias, una especie de conformidad ante las injusticias de los gobiernos, del capital embaucador y también injusto, ante los egoísmos de quienes únicamente intentan proteger su patrimonio o sus ideas, en el caso de que las tengan.

P.- “Nos prohíben”, escrito en los 60 y otros versos de su poemario (Como el de la página 28 del libro) tienen un claro componente social. ¿Era inevitable en aquellos años, aún con Franco vivo ese tipo de versos? “Nos prohíben”, por ejemplo, parece un claro alegato en defensas de unas libertades básicos. Decir nos prohíben es como decir nos anulan.

R.- Realmente nos siguen prohibiendo tantas cosas. Por ejemplo disfrutar de nuestros ahorros que se han quedado en la Plaza de la Lealtad. Y ahí está esa anulación,. Vemos que de poco han servido nuestros esfuerzos, nuestras ilusiones para construir un futuro. El futuro lo construyen, casi siempre, los inútiles como estamos viendo, sean polticos o depredadores bursátiles. Y ante eso la poesía habla del mar, de la primavera, de unos labios hermosos o de un viaje al infinito, que siempre está cerca de cada.

P.- Este poemario da mucha importancia a la imagen, al símbolo, por encima de la rima, incluso de otras figuras retórica. Es una tendencia que se está perdiendo un poco en la poesía actual – salvo en poetas más vinculados al lenguaje- y que sin embargo, por la carga de experimentación que tiene, puede ser muy útil a la poesía. En sus jornadas de trabajo con los poemas, ¿hasta dónde ha retorcido el lenguaje para dar con una imagen, con un símbolo adecuado? ¿Es usted un poeta que se fía de su primera intuición o es de los que repasa una y otra vez los versos?

R.- Generalmente sobre todo en los viajes la poesía nace como un torrente, llena de imágenes,vivencias, adornos, deseos. también sucede en los acontecimientos de la vida diaria, el nacimiento de un ser querido, la expectativa de un cambio de domicilio, la llegada de nuevos libros,. etc. Todo eso forma parte del bagaje cultural que se va acumulando a la inspiración. Luego, sí, a veces se trabaja un poco lo ya he hecho, se corrigen métricas, pro ejemplo en los alejandrinos o en los sonetos de varia factura,. Pero la primera intención es la más importante,.

P- Por último, solemos preguntar a nuestros entrevistados, cuáles son los autores poéticos que más les han marcado y que más presentes creen que están en su poesía.

R-En principio fue Pablo Neruda, pero luego han sido por ejemplo José Ángel Valente, Claudio Rodríguez,  Juan Molla, Manuel Álvarez Ortega, Sofia de Mello Bremer. Carlios Edmundo de Ory, Félix Grande, Francisca Aguirre.  Fernando Quiñones, Gonzalo Rojas.. ………………………………………

poeta ama a los poetas. Y a su poesía.

un saludo


Otras noticias

Menu