Muescas de Olvido es el segundo trabajo de Julia Valiente Garrido, después de Guirnaldas de versos.

COMPRA SUS LIBROS

“En la poesía, se ejecuta el rito de la memoria y la nostalgia, también el del deseo, y aparecen los espectros de las huellas que dejamos y las que anhelamos, pero no podemos pisar”.

Julia Valiente Garrido muescas de olvido - FichaAutorJuliaValiente 1024x722 - Julia Valiente Garrido: “Cualquier tipo de arte es un gesto de valentía”

P.-¿Qué hay de diferente entre tu primer trabajo Guirnaldas de versos y Muescas de olvido? ¿Qué sucede entre ambos trabajos para que sea diferente?

R.- Sucede que uno sigue creciendo y aprendiendo. He ganado un sumatorio de experiencias que te hacen tener mayor bagaje en el recorrido de lo humano, y esta es la fuente de la que bebe el arte, incluso cuando haces pintura abstracta. Decir, a este respecto, que no es en vano que un calígrafo esté media hora meditando antes de ejecutar un solo trazo. En el arte todo cuenta, también la velocidad o, mejor dicho, la ralentización de los sucesos, la cual permite una mayor y mejor degustación de los mismos. Personalmente, voy notando que gano en lentitud, en recorrido del tiempo, no ya sólo en los acontecimientos exclamativos, sino a través también de lo cotidiano, de lo sencillo.

En el arte todo cuenta, también la velocidad o, mejor dicho, la ralentización de los sucesos Click To Tweet

P.-En la reseña del libro hablas de un curso de teatro que te hace ver el arte de otro modo. ¿Cómo influye esta experiencia en tu poesía?

R.- Cualquier tipo de arte, no solo el teatro, también la poesía, por ejemplo, está comprobado; es terapéutico, te enseña. Esto que digo no es nada nuevo. El arte ayuda a poner en orden los pensamientos y los sentimientos, así como a identificarlos; a diferenciar amor de admiración, odio de rabia, etc. En mi caso, me ayuda porque la capacidad dramática me acompaña desde bien pequeña, faceta que bien me señalaron cuando hice teatro, y cuando tienes esa pulsión, debes hacer algo con ella, so pena haga ella algo contigo, tipo volcarse en un suceso y dotarlo de más dramatismo del que realmente tiene. Así es que yo opté por seguir escribiendo, por seguir haciendo algo con mi vocación, y dar un paso más allá, es decir, atreverme a publicar.

El arte ayuda a poner en orden los pensamientos y los sentimientos Click To Tweet

P.- Practicas “la poesía… osada”, ¿Consideras que eres osada al escribir poesía?

R.- Una vez escuché en un programa de radio que en los países nórdicos escribe todo el mundo, pero que ellos tenían, en su mayoría, la decencia de dejarlo guardado en el cajón de la mesilla. Cualquier tipo de arte es un gesto de valentía, que puede o no llegar a ser osado. En último término se trata de exponer tu forma de sentir y tu sensibilidad frente a los demás, no se trata de una imposición hacia el otro, pero sí puede llegar a ser una reivindicación de unos sentimientos, incluso, en ocasiones, de unos ideales. Consideré que era una osadía por mi parte publicar por eso, porque es la reivindicación de un gesto concreto ante una determinada experiencia, y ¿por qué no ha de ser tan válido el gesto de otro como el mío? Pero sí, cometí la osadía de dedicarme a la poesía. Después de publicar ocurren esas maravillosas anécdotas como la de que alguien se acerca y te dice “eran esas las palabras con las que yo lo hubiera descrito, esas exactas, ahora las tengo”. Eso me pasó con algunos poemas de Guirnaldas.

Cualquier tipo de arte es un gesto de valentía, que puede o no llegar a ser osado. Click To Tweet

P.- En tu poema “Caterva de recuerdos” dices: “El olvido es imposible. / ¿Hay salida contra eso?”. ¿Ayuda escribir para alcanzar el olvido? ¿Es Muescas de olvido una posible forma de olvidar?

 

R.- Todo lo contrario, escribir, como ya he dicho ayuda a poner en orden los pensamientos y los sentimientos, el recuerdo de los mismos, o su estar dándose en el presente. Por otro lado, creo que, en cierta medida, el tema del olvido y el recuerdo ha tomado el relevo al tema del sueño y la vigilia del Siglo de Oro, sería su equivalente paralelo. Muchos autores juegan con esta y, también, con otras dicotomías. El recuerdo, el ejercicio de repasar la propia experiencia y analizarla en base a encontrar algo de luz tanto en su comprensión como en la futura posición de nuestra persona frente a la vida es un tipo de meditación que casi no podemos permitirnos en estos convulsos tiempos de aceleración y acumulación exacerbada de experiencias para una supuesta mayor felicidad. Funcionamos como autómatas recolectores de experiencias. En la poesía, se ejecuta el rito de la memoria y la nostalgia, también el del deseo, y aparecen los espectros de las huellas que dejamos y las que anhelamos, pero no podemos pisar. Así, en lo social como en lo personal, la poesía es tanto una historia como otra Historia. Leamos, si no, autores de la generación del 27 que nos relatan esa otra Historia. Es, pues, un gesto de recuerdo.

En la poesía, se ejecuta el rito de la memoria y la nostalgia Click To Tweet

P.- ¿En tu poesía tratas el tema del amor en la poesía o más bien el desamor? ¿Escribes cuando te falta el amor o en ausencia del amor?

 

R.- Trato ambos temas, y decir, también, que no hace falta sentir desamor para saber recorrerlo. La mera posibilidad es, también, oportunidad de trazar un mapa sobre dicha experiencia. Escribir muchas veces es un acto de amor, una entrega hacia un otro, no solo de ti mismo sino de lo que quieres que el otro vea en él mismo, que se sienta querido en su ser. Otras es, como bien acertó a versar Pessoa: “Dicen que pretendo o miento./ En cuanto escribo./ No hay tal cosa./Simplemente/Siento imaginando”, es decir, que la imaginación juega un papel fundamental.

Escribir muchas veces es un acto de amor Click To Tweet

P.- ¿Has descubierto la lectura de algún libro que haya marcado la diferencia entre Guirnaldas de versos y Muescas de olvido?

 

R.- He estado picoteando mucho de aquí y de allá, he estado incluso leyendo mitología y reflexión sobre la misma, pero, sin duda alguna, consiguieron atraparme los aforismos de Heráclito y La vida es sueño de Calderón. Libros ambos que ya conocía pero, esta vez, me sumergí en su estudio, y no sé hasta qué punto puede decirse que marcan la diferencia, porque creo que la diferencia la marca uno mismo con la puesta en práctica de la modulación de su propia voz, el aprendizaje y amplitud del vocabulario poético y la ganancia de bagaje sobre lo humano que comentaba antes.

Consiguieron atraparme los aforismos de Heráclito y La vida es sueño de Calderón Click To Tweet

P.- ¿Estás trabajando ya en un tercer libro?

 

R.- Hay un tercer libro ya escrito, el cual ando releyendo y retocando. Este ha sido un año que me ha aportado grandes experiencias poéticas. Y grandes lecturas también, por supuesto. Como la poesía persa, por ejemplo. Como proyecto inmediato está el de acudir con parte de Guirnaldas y Muescas al Festival Internacional de Poesía de Madrid, al que llevaré también algo de este nuevo libro. Después, habrá que ver qué hacer con todo este nuevo material.

COMPRAR LIBRO


Otras noticias

Datos del escritor
Photo ofJulia Valiente Garrido muescas de olvido - FichaAutorJuliaValiente - Julia Valiente Garrido: “Cualquier tipo de arte es un gesto de valentía”
Nombre
Julia Valiente Garrido
Página Web
Profesión
Escritora
Editorial
Editorial Poesía eres tú
Dirección
CALLE DOCTOR FLEMING N50 4D,
MADRID, MADRID, 28036
Menu