Ignacio Monfort González es el autor de DESDE MI ALMA TOCADA (A rimas con la vida).

COMPRAR LIBRO

Entrevista a Ignacio Monfort González  - Entrevista a Ignacio Monfort Gonz  lez 1024x718 - Ignacio Monfort González: “Siempre me ha encantado la escritura desde pequeño”

 

 

P.- Después de escribir una novela “TOCando los Güevos”, escribes Desde mi alma TOCada de poesía. ¿Por qué ese cambio de la novela a la poesía?

R.- He de decir, que siempre me ha encantado la escritura desde pequeño. De hecho, tuve un compañero con el que escribía pequeños relatos de terror rondando los 10 años. Más adelante realicé un relato bastante crudo sobre los machacas (los esclavos de la droga) con tan solo 15 años para presentar en un concurso literario del colegio. Lógicamente, era un tema demasiado potente como para que mis profesores (de un colegio religioso) lo vieran adecuado y con buenos ojos.

Siempre me gustó escribir narrativa, y jamás se me pasó por la cabeza el verso. De hecho, tal y como se destaca en mi biografía, apenas he leído obras poéticas, tan solo alguna cosa de los autores que más me han atraído (más por sus propias vidas, que por su escritura, sin dejar de lado sus geniales plumas), como pueden ser Buckowsky, Miguel Hernández, o Lorca.

Aunque he pasado de la prosa al verso, he de señalar que esto no quiere decir que vaya a abandonar la primera ni mucho menos. Pues ahora ando inmerso en mi segunda novela, basada en un grupo de chavales que hacen bullying en su instituto y una noche de borrachera acaban matando a un mendigo, que la englobaría en la ficción psicológica por ser un retrato de las profundidades de cada protagonista y su experiencia en el reformatorio, así como una novela de denuncia social, y si bien no es algo que haya sufrido (al bullying me refiero), sí que es algo que me remueve y he de señalarlo de alguna forma, ya sea con esta novela o en mis poesías, donde hay un apartado dedicado al y contra el mismo.

La razón principal por la que me metí en esto de la poesía pasó por la presentación de la primera de mis poesías (Cánido ser) a un concurso literario. Del cual, no tuve buen olfato, pues dicha poesía versa sobre la corrupción del poder pero sobre todo del ser humano en general, y de la mezquindad que hay tras los que mueven el cotarro, y como el mediocre permite sus felonías. Sin embargo, y sin entrar en política, fue enviada a una fundación del PP, donde debieron pensar que era una chanza hacia ellos, pues estaban en el auge de sus mayores pleitos y casos de corrupción, y no les debió hacer gracia el asunto.

El caso es que, más allá de temas políticos, esa fue mi primera incursión y tras enseñársela a mi madre y gustarle, proponiéndome que le dedicase una. Y así, poco a poco me fue atrayendo el asunto. Y la facilidad de poder escupir (perdonad la expresión) inmediatamente mis sentimientos, hizo que la eligiera como método más rápido y sincero para abarcar distintos temas, aderezados potentemente con mis sentimientos e ideales.

Siempre me ha encantado la escritura desde pequeño Click To Tweet

P.- ¿Durante cuánto tiempo estuviste escribiendo el libro Desde mi alma TOCada?

R.- Es complicado responder esta pregunta, ya que no ha habido ni rituales ni rutinas a la hora de completar este poemario. Es más, cada una de las poesías fueron escritas en momentos muy dispares. Como ejemplo, la dedicada a Lorca por medio de su obra La casa de Bernarda Alba, la escribí de madrugada en un sobresalto porque se me estaba ocurriendo en sueños, y me desperté para escribirla inmediatamente. Pero como regla general, en mi caso, considero que a la poesía no hay que dedicarle más de unos minutos, los suficientes como para ser escrita por la inercia de lo que nos va saliendo de la sesera. No es una cuestión decorativa ni de que rime o no, y de que quede bonito; ha de ser lo que salga en el momento, o no me vale. Por ello, considero que por cada una de ellas habré dedicado un minuto de media, lo que me salía lo escribía y a correr… tal vez, porque ya estaba muy dentro de mí, y desde hacía mucho tiempo.

A pesar de que entre la primera poesía y la última, transcurrieron 3 meses, realmente les dedicaría juntándoles sus respectivos minutos alrededor de 3-4 horas, pues durante esos meses estaba trabajando intensamente en Huelva en una planta metalúrgica, y solo escribía muy de vez en cuando, y escribía todo en una libretilla que llevaba encima o en el móvil, en algún hueco o andando con lo que se me ocurría. Por ello, a veces se presenta tan caótica pues es la impresión directa de mis pensamientos inmediatos.

Cada una de las poesías fueron escritas en momentos muy dispares. Click To Tweet

P.- Los títulos de tus libros tienen siempre TOC en mayúsculas. ¿Por qué esa predilección?

R.- Sí, es cierto. Tanto Desde mi alma TOCada como el título de mi primera novela TOCando los güevos tienen esas siglas insertadas en el título. Y no es más que una especie de sello personal, ya que yo sufro (aunque ya está totalmente superado, tras muchos años durísimos) de Trastorno Obsesivo Compulsivo, y me apetecía normalizarlo, ya que el silencio solo estigmatiza las cosas que nos rodean.

TOC no es más que una especie de sello personal Click To Tweet

P.-Los poemas de Desde mi alma TOCada fueron escritos en Huelva desde la soledad. ¿Cómo fue ese momento para Ignacio Monfort? ¿Es importante la soledad para escribir?

R.- Como ya he comentado anteriormente, me encontraba en Huelva por un proyecto pionero que debía realizar en una planta metalúrgica para reducir el impacto ambiental con la minimización de gases y polvos producidos y emitidos en la atmósfera, relacionado con mi otra carrera, la ingeniería de minas y energía. Sin embargo, a pesar de que desde el punto de vista de mi profesión como ingeniero fue una etapa positiva, ya que además de ser un proyecto sobre el aprovechamiento de energía era algo positivo socialmente hablando, y haber sido premiado por el mismo, mi vida en dicha ciudad fue bastante solitaria, trabajaba en un entorno de gente muy por encima de mi edad, por lo que apenas tenía vida fuera de mi trabajo. La ciudad tampoco me motivaba mucho, apenas había actividad social, y no era muy divertida y atractiva ciertamente, Y eso me hizo llegar a una soledad bastante grande, aunque bien gestionada, y por ello saber disfrutarla.

Además, he de comentar que viví momentos duros, como el incendio de mi casa por la explosión de un brasero eléctrico, así como las amenazas de un par de vecinos (destacando que la gran mayoría se portaron bastante bien), lo que acrecentó mis experiencias, siendo desarrolladas en forma de historias o poesía. Es decir, de mis momentos negativos y soledad supe sacar cosas muy interesantes, verles el punto positivo. Sobre todo no viviéndolas en primera persona sino como un espectador más, sacando el jugo a mis desgracias, que gracias a afrontarlas de esta manera fueron una fuente importante de inspiración.

De mis momentos negativos y soledad supe sacar cosas muy interesantes Click To Tweet

P.- ¿Qué es más importante para tu poesía los sentimientos o las palabras con la que se expresan esos sentimientos?

R.- Las dos cosas me parecen importantes, lógicamente. Aunque los sentimientos son fundamentales, ya que sin ellos por muy bonitas y curradas que estén las palabras y las frases, o versos, formadas por las mismas quedarán vacías. Sin ninguna duda, nuestro interior ha de ser rico en sentimientos para que su expresión tenga sentido, y no suene a plástico.

Nuestro interior ha de ser rico en sentimientos para que su expresión tenga sentido, y no suene a plástico. Click To Tweet

P.- En tu libro haces homenaje a tres poetas distintos: Lorca, Miguel Hernández, y Bukowski. ¿Qué destacarías de cada uno de ellos?

R.- Sin alargarme tanto, lo que más me atrajo de cada personaje fueron sus vidas, así como lo poco que he leído de ellos. Pero poniéndolos a cada uno en sus sitio, si en el caso de Hernández destacaría además de su poesía sus férreos valores, y un firme creyente de sus ideales sin perder la perspectiva de sus sentimientos hacia el prójimo, pero en cambio de Buko destaco su suciedad y borrachera en cada párrafo, sin cortarse sin embellecer cada punto, pero jamás su persona, a la cual soy contrario pues era pendenciero, bebedor, misógino y sobre todo maltratador, un cero a la izquierda como persona, aunque un ejemplo de genio en el ámbito literario. Lorca, la sensibilidad refinada, y que a pesar de ser de origen acomodado, supo entender a los que le rodeaban, fue empático aunque, tal vez, algo altivo literariamente hablando (ver su relación con el propio M. Hernández; al cual considero, definitivamente, más noble en sus principios).

M. Hernández; al cual considero, definitivamente, más noble en sus principios Click To Tweet

P.- ¿Has seguido escribiendo después de Desde mi alma TOCada? ¿Tu siguiente libro será de poesía o narrativa?

R.- Por supuesto, eso nunca para, a la maquinaria literaria me refiero. Y aunque ahora ando metido en la segunda novela, la poesía es algo que escribo diariamente. Por lo que habrá futuras publicaciones (poéticas) segurísimo.

La poesía es algo que escribo diariamente Click To Tweet

COMPRAR EL LIBRO DE POESÍA DESDE MI ALMA TOCada


Otras noticias

Datos del escritor
Photo ofIgnacio Monfort González  - Entrevista a Ignacio Monfort Gonz  lez - Ignacio Monfort González: “Siempre me ha encantado la escritura desde pequeño”
Nombre
Ignacio Monfort González
Pseudonimo
(Ignacio Monfort González)
Página Web
Profesión
Escritor
Editorial
Editorial Poesía eres tú
Dirección
CALLE DOCTOR FLEMING N50 4D,
MADRID, MADRID, 28036
Menu